La ubicación y la vista son inmejorables. Frente al lago, cerca del centro. También la atención de Maru y Nico, pendientes de que estuviéramos cómodos y de solucionar todas nuestras inquietudes.